12 Octubre 2017

De Rosh Ha-Shanah a Sukkot, las fiestas del año nuevo judío

Con la jornada de “Simchat Torá”, literalmente “La alegría de la Torah”, concluyó en Israel el ciclo de festividades de inicio de año judío.

Arqueología, cultura y otras religiones

Loading the player...
Embed Code  

Para solicitar el vídeo en alta calidad
Copy the code below and paste it into your blog or website.
<iframe width="640" height="360" src="https://www.cmc-terrasanta.org/embed/de-rosh-ha-shanah-a-sukkot-las-fiestas-del-ano-nuevo-judio-13625"></iframe>
Para solicitar el vídeo en alta calidad
Por favor, envíe un mail a :
info@cmc-terrasanta.org

Asunto: Solicitud de vídeo

Mensaje:
Archivo personal / promocional para la CMC / Emisión TV

http://www.cmc-terrasanta.com/es/video/arqueologia-cultura-y-otras-religiones-8/de-rosh-ha-shanah-a-sukkot-las-fiestas-del-ano-nuevo-judio-13625.html

Ninguna parte de este video puede ser editado o transmitida, a menos que se llegue a un acuerdo con el Christian Media Center y siempre que todas las partes estén de acuerdo.
Con la jornada de “Simchat Torá”, literalmente “la alegría de la Torah”, el jueves 12 de octubre concluyó en Israel (un día antes al resto del mundo) el ciclo de festividades del año nuevo judío.

Desde la vigilia del 20 de septiembre, primer día del mes de Tishri, según el calendario hebreo, los judíos de todo el mundo vienen celebrando el año nuevo (o Rosh Hashaná) número 5778. La tradición explica que se cuenta a partir de la creación del mundo y que en esta jornada Dios dio origen a Adán, el primer hombre.

Rabino RON KRONISH
Rabino y escritor
“El Rosh Hashana, el año nuevo, consiste en dos días de oración, reflexión, de examen de los logros y los pecados de toda persona, de nuestra comunidad y del pueblo durante el pasado año.”

A partir de aquí comienzan diez días de arrepentimiento, llamados “Slikhot”, que culminan en el Yom Kippur, literalmente “día de la expiación”, la jornada más sagrada, solemne y respetada del calendario judío. 25 horas de ayuno, oraciones especiales y penitencia.

El sonido del shofar marca el final del Yom Kippur y el inicio de la fiesta de Sukkot. “En tiendas viviréis durante siete días”, dice Dios a su pueblo en la Torah. Y así, durante una semana la ciudad se llena de construcciones improvisadas para recordar los 40 años de los judíos en el desierto tras su liberación de la esclavitud en Egipto.

Por las calles de la ciudad no es extraño encontrar a familias a personas solas con el lulav en la mano, un ramo de plantas compuesto por palmas, dos de sauce, tres de mirto y un cedro. Al final del periodo de arrepentimiento, en el último día de Sukkot, el llamado Hosanna Rabá, literalmente “Dios, sálvanos”, el lulav es agitado y arrojado al suelo para despertar a la creación e invitar al Mesías a venir pronto.”