22 Julio 2015

”Un corazón para la paz” en el Hospital Hadassah

Desde el 2005, la asociación francesa “Un corazón para la Paz” ayuda a niños palestinos con cardiopatías congénitas para que sean operados en el hospital Hadassah de Jerusalén. Una apuesta por la vida. Un pequeño paso hacia la paz.

Loading the player...
Embed Code  
Para solicitar el vídeo en alta calidad
Copy the code below and paste it into your blog or website.
<iframe width="640" height="360" src="https://www.cmc-terrasanta.com/embed/un-corazon-para-la-paz-en-el-hospital-hadassah-9050"></iframe>
Para solicitar el vídeo en alta calidad
Por favor, envíe un mail a :
info@cmc-terrasanta.com

Asunto: Solicitud de vídeo

Mensaje:
Archivo personal / promocional para la CMC / Emisión TV

http://www.cmc-terrasanta.com/es/video/actualidad-y-acontecimientos-1/un-corazon-para-la-paz-en-el-hospital-hadassah-9050.html

Ninguna parte de este video puede ser editado o transmitida, a menos que se llegue a un acuerdo con el Christian Media Center y siempre que todas las partes estén de acuerdo.
Hayat tiene 5 meses. Fue operada la semana pasada. Sus padres han visto diferentes médi-cos antes de consultar al doctor Ibrahim Abu Zahir en Hebrón. El diagnóstico es claro: Hayat sufre un defecto cardiaco. La niña, por tanto, fue llevada para ser operada al Hospital Hadas-sah de Jerusalén por el cirujano israelí Eldad Erez.

A su llegada, Hayat pesaba solo 2,3 kg. 9 días después de la operación, ha engordado 600 gramos y ha recuperado fuerzas, motivo de alegría para sus padres y para el personal sanita-rio.

WAFA
Madre de Hayat
El primer día fue duro. Ha sido difícil para mí ver a mi hija en estas condiciones. Gracias a Dios, ahora sabemos que está bien. Estamos muy contentos, gracias a Dios.

Hayat ha sido curada gracias a al misión de “Un corazón por la paz”. Desde 2005, la asociación francesa ayuda a niños palestinos con defectos cardiacos congénitos, a fin de ser cura-dos gratuitamente en el Hospital Hadassah. La mitad del gasto médico es pagado por la asociación, mientras que la otra mitad quedad saldada por el hospital.

DRA. MURIEL HAÏM
Presidenta de la Asociación “Un corazón por la paz”
Estaba con médicos franceses, habíamos venido a ver cómo iban las cosas en Israel respecto al sistema médico, y conocimos el proyecto del profesor Rein, el cual nos explicó que ni en Cisjordania ni en Gaza existía un departamento de cardiocirugía para niños. Y que él operaba a un cierto número de niños palestinos. Yo le pregunté cómo podíamos ayudarlo. Y así comenzó todo. Él me dijo: ‘Necesito operar a un niño más cada semana”. Volvimos a Francia y creamos una asociación. Así, en el mes de septiembre, operamos al primer niño. Desde entonces, operamos más de un niño a la semana, y en total hemos realizado más de 600 intervenciones en niños con problemas cardiacos.”

Los niños están siempre acompañados por sus padres. Una vez que el diagnóstico se hace en los centros de Hebron o Ramallah, los médicos palestinos e israelíes deciden juntos si deben trasladar al niño al hospital de Hadassh para que sea sometido a la intervención. Para estas familias, poder llegar a un hospital en Israel era un verdadero desafío.

DRA. MURIEL HAÏM
Presidenta de la Asociación “Un corazón por la paz”
Todo ha cambiado mucho. Hace diez años, había mamás que venían a Israel por primera vez. Habían oído cosas terribles sobre Israel. Un niño enfermo ya es una preocupación muy gran-de. Un niño enfermo del corazón es todavía más inquietante y curarlo en un hospital del considerado enemigo es muy preocupante. Pero después de su viaje a Israel, se dan cuenta finalmente de la curación de sus hijitos y que estos son tratados como el resto de niños, sin ninguna distinción, según la promesa de los médicos, estas madres se sienten realmente se-guras.

DR. IBRAHIM A. ABU ZAHIRA
Pediatra y cardiólogo
Hasta el momento, el líneas generales, he tenido solo reacciones positivas por parte de las familias, porque me conocen bien y confían en mí. Por otra parte, a nivel médico hay una óptima relación entre médicos palestinos e israelíes.

Desde su fundación el 1912, el centro médico Hadassah tiene como objetivo la curación de todas las personas, independientemente de su religión o nacionalidad. En este contexto, “Un corazón por la Paz” tiene como meta desarrollar la cooperación entre la población israelí y palestina.

PROFESOR AZARIA JEAN-JACQUES THÉODORE REIN
Director Departamento Cardiología Pediátrica Hospital Hadassah (Jerusalún)
Vivimos juntos. Vivimos con los palestinos desde siempre y conviviremos siempre con los palestinos. Los problemas políticos y militares realmente no nos interesan, y quedan más allá de nuestras vidas. En realidad tenemos un enemigo común: la enfermedad.

El segundo componente de “Un corazón por la paz” es educativo. Desde 2005, 197 médicos palestinos de medicina general se han formado y especializado en enfermedades cardiacas. Se han abierto dos centros de consulta en Ramallah y Hebrón. Finalmente, los chicos estarán bien cuidados en su casa, en Cisjordania.

Hayat y sus padres dejarán el hospital en el transcurso de pocos días, una vez que su situa-ción se estabilice. Es el chico número 609 que ha sido operado gracias a “Un corazón por la paz”. A propósito, Hayat en árabe significa “vida”.

DR. IBRAHIM A. ABU ZAHIRA
Pediatra y cardiólogo
Muchas historias bellas. Mucha felicidad para estas familias y esto es lo que nos hace feliz.

DRA. MURIEL HAÏM
Presidenta de la Asociación “Un corazón por la paz”
Hemos visto la sonrisa de este padre, la sonrisa de esta madre, son felices. Salen con un hijo sano. Saben que la salud de su hijo tendrá un seguimiento y que será sometido a controles médicos. Saben que está fuera de peligro: Es así que se crea la confianza. La confianza es aquello que realmente necesitamos en este rincón del mundo.