08 Marzo 2018

Segunda etapa de la peregrinación litúrgica cuaresmal en Getsemaní

El miércoles 7 de marzo, Don Luigi Maria Epicoco dirigió la segunda etapa de las reflexiones de la peregrinación litúrgica cuaresmal en Jerusalén.

Actualidad y acontecimientos

Loading the player...
Embed Code  

Para solicitar el vídeo en alta calidad
Copy the code below and paste it into your blog or website.
<iframe width="640" height="360" src="https://www.cmc-terrasanta.org/embed/segunda-etapa-de-la-peregrinacion-liturgica-cuaresmal-en-getsemani-14533"></iframe>
Para solicitar el vídeo en alta calidad
Por favor, envíe un mail a :
info@cmc-terrasanta.org

Asunto: Solicitud de vídeo

Mensaje:
Archivo personal / promocional para la CMC / Emisión TV

http://www.cmc-terrasanta.com/es/video/actualidad-y-acontecimientos-1/segunda-etapa-de-la-peregrinacion-liturgica-cuaresmal-en-getsemani-14533.html

Ninguna parte de este video puede ser editado o transmitida, a menos que se llegue a un acuerdo con el Christian Media Center y siempre que todas las partes estén de acuerdo.
El Monte de los Olivos es sagrado para los cristianos desde los primeros siglos. A los pies de este lugar se encuentra la Basílica de la Agonía o de Getsemaní.

Don LUIGI MARIA EPICOCO
Pontificia Universidad Lateranense
“Es un lugar en el que enmarcamos un momento especial de la Pasión de Jesús: Es el momento de su agonía, es el momento de su lucha contra la muerte. La angustia, la tristeza que siente en este momento resume un poco la angustia y la tristeza de toda la humanidad, que en él encuentran al verdadero hombre que lucha para encontrar un sentido, un significado… Y Jesús encuentra un sentido, un significado en el abandono, es decir, en el hecho de abandonarse a un destino que tal vez es más grande que sus capacidades humanas. El amor y la confianza frente al Padre les dan la fuerza de afrontar todo esto.”

Aquí tuvo lugar la segunda parada de las peregrinaciones litúrgicas que recorren los Santos Lugares vinculadas a la Pasión de Cristo y que comenzaron la semana pasada, en la iglesia en la que Jesús lloró por Jerusalén.

En la Basílica, poco iluminada a propósito para recordar la noche de la agonía de Cristo, el vicario de la Custodia de Tierra Santa, Fray Dobromir Jazstal presidió la misa y la oración de vísperas.

La homilía fue pronunciada por don Luigi Maria Epicoco. El sacerdote italiano subrayó que en la noche de Getsemaní, en el momento de la soledad absoluta, Jesús necesitó de sus amigos.

Don LUIGI MARIA EPICOCO
Pontificia Universidad Lateranense
“Una de las experiencias más duras de la angustia es la soledad, la soledad de los amigos. Esto es también el lugar en el que Jesús lleva a sus mejores amigos, Pedro, Jaime y Juan, pero sus amigos se durmieron, es decir, no están presentes en su sufrimiento. Así, su dolor se multiplica por la soledad horizontal. Hay momentos de nuestra vida en los que incluso las personas que nos quieren no consiguen estar junto a nosotros, no consiguen permanecer en pie ante lo que estamos viviendo. Podemos decir que Él tocó fondo del todo. Todo lo que un hombre puede experimentar en términos de sufrimiento, Jesús lo experimentó.”

Aquí en Getsemaní tienen lugar otras actividades que contribuyen a hacer que los cristianos locales, religiosos y peregrinos vivan intensamente el periodo cuaresmal.

Una de estas iniciativas es la Hora Santa, que tiene lugar en la noche del jueves, en la que los participantes tienen la posibilidad de hacer la adoración eucarística como preparación a la Pascua.

Otra iniciativa se realiza en la Gruta de la Traición. En este lugar, en el que según la Tradición Jesús se encontró con los apóstoles y fue entregado a los soldados de Judea, cada semana tiene lugar una Lectio Divina, el estudio en oración de la Palabra de Dios.

Fr. DIEGO DALLA GASSA, ofm
Responsable del Eremitorio de Getsemaní
“En primer lugar estamos en un lugar santo y para nosotros vivir la Lectio es una oportunidad y un retorno a ser como los discípulos, junto a Jesús que viene a menudo aquí. Invitando a las personas, a los frailes, a los profesores que están en el Studium Biblicum Franciscanum y otros, les pedimos que vengan aquí para ayudarnos a acoger más en profundidad la Palabra Dominical. Por ello el sábado escuchamos la palabra con antelación para prepararnos para vivir bien el gran regalo que el Señor nos hace.”