10 Julio 2018

Los papas y los patriarcas rezan por la paz en Oriente Medio

El sábado 7 de julio, el papa Francisco se dirigió a Bari, en el sur de Italia, para un encuentro ecuménico de oración por la paz en Oriente Medio.

Actualidad y acontecimientos

Loading the player...
Embed Code  

Para solicitar el vídeo en alta calidad
Copy the code below and paste it into your blog or website.
<iframe width="640" height="360" src="https://www.cmc-terrasanta.org/embed/los-papas-y-los-patriarcas-rezan-por-la-paz-en-oriente-medio-15309"></iframe>
Para solicitar el vídeo en alta calidad
Por favor, envíe un mail a :
info@cmc-terrasanta.org

Asunto: Solicitud de vídeo

Mensaje:
Archivo personal / promocional para la CMC / Emisión TV

http://www.cmc-terrasanta.com/es/video/actualidad-y-acontecimientos-1/los-papas-y-los-patriarcas-rezan-por-la-paz-en-oriente-medio-15309.html

Ninguna parte de este video puede ser editado o transmitida, a menos que se llegue a un acuerdo con el Christian Media Center y siempre que todas las partes estén de acuerdo.
El papa Francisco se dirigió a Bari, ciudad al sur de Italia, para reunirse con los patriarcas de las iglesias cristianas de Oriente Medio en una jornada de oración y reflexión sobre la dramática situación en Oriente Medio.

Card. LEONARDO SANDRI
Prefecto de la Congregación de las Iglesias Orientales
“La oración es lo más importante: Él nos invita a rezar para que este encuentro traiga frutos de entendimiento y de paz para estos pobres hermanos nuestros que sufren. Y además proféticos porque con este gesto llama la atención del mundo entero sobre estos hermanos, llama a todos los fieles y también a los responsables del mundo a tomar decisiones a favor del diálogo y de la paz.”

Entre los presentes, el administrador apostólico del patriarcado latino de Jerusalén, Mons. Pierbattista Pizzaballa.

Mons. PIERBATTISTA PIZZABALLA, ofm
Administrador Apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén
“El objetivo de este encuentro es hacer balance de la situación y coordinar mejor la vida de las diferentes comunidades cristianas que pertenecen a iglesias diferentes. Oriente Medio ha conocido desde siempre la riqueza de la pluriformidad del mundo cristiano, que hoy necesita mostrar mayor unidad, sobre todo frente a los desafíos que nos encontramos.”

Entre los principales momentos, la oración ante las reliquias de San Nicolás, muy venerado por las iglesias orientales, seguida por un encuentro privado de diálogo.

Al término de la reunión, el Santo Padre pronunció un discurso conclusivo en el atrio de la Basílica de San Nicolás, subrayando que tanto él como los patriarcas han sentido la necesidad de “vivir esta jornada, con la mente y el corazón dirigidos a Oriente Medio, cruce de civilizaciones y cuna de las grandes religiones monoteístas”.

Citando la situación en Siria, el papa condenó una vez más la guerra afirmando que “la violencia siempre está alimentada por las armas. No se puede alzar la voz para hablar de paz mientras a escondidas se persiguen carreras desenfrenadas hacia el rearme. Es una gravísima responsabilidad, que pesa sobre la conciencia de las naciones, especialmente de aquellas más potentes.

En la misma ocasión, el papa rezó de manera especial por la Ciudad Santa:

“Hoy, rezamos unidos para implorar al Señor esa paz que los potentados de la tierra todavía no han conseguido encontrar. Que resuene el grito del salmista: “Que la paz reine entre vosotros”, entre los hermanos que sufren y todos los pueblos y las creencias, especialmente para Jerusalén, Ciudad Santa amada por Dios y herida por los hombres.”

En el discurso el papa subrayó cómo “Jerusalén, ciudad para todos los pueblos, ciudad única y sagrada para los cristianos, judíos y musulmanes de todo el mundo, cuya identidad y vocación ha de ser preservada más allá de las distintas disputas y tensiones, y cuyo status quo exige que sea respetado de acuerdo con lo deliberado por la Comunidad internacional y repetidamente formulado por las comunidades cristianas de Tierra Santa”.

Añade que “solo una solución negociada entre israelíes y palestinos, firmemente deseada y favorecida por la Comunidad de naciones, podrá conducir a una paz estable y duradera, y asegurar la coexistencia de dos Estados para dos pueblos”.

Mons. PIERBATTISTA PIZZABALLA, ofm
Administrador Apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén
“El papa se ha mostrado siempre muy cercano a los cristianos de Oriente Medios. Son muchas las iniciativas que ha emprendido, y todas tienen un hilo conductor, un trazo común: Situarse más allá de la política e interceder, rezar, expresar cercanía, solidaridad, caridad y oración.”

Uno de los momentos más simbólicos ha sido cuando el papa Francisco y los patriarcas han hecho volar una paloma blanca, invocando la paz en voz alta.