10 Agosto 2017

La comunidad “Hijos de María” se ocupa de los preferidos de Jesús

Nos dirigimos a la residencia Beit Afram en Taybeh. Aquí encontramos a verdaderos “ángeles custodios” al servicio de personas marginadas de la sociedad.

Actualidad y acontecimientos

Loading the player...
Embed Code  

Para solicitar el vídeo en alta calidad
Copy the code below and paste it into your blog or website.
<iframe width="640" height="360" src="https://www.cmc-terrasanta.org/embed/la-comunidad-hijos-de-maria-se-ocupa-de-los-preferidos-de-jesus-13513"></iframe>
Para solicitar el vídeo en alta calidad
Por favor, envíe un mail a :
info@cmc-terrasanta.org

Asunto: Solicitud de vídeo

Mensaje:
Archivo personal / promocional para la CMC / Emisión TV

http://www.cmc-terrasanta.com/es/video/actualidad-y-acontecimientos-1/la-comunidad-hijos-de-maria-se-ocupa-de-los-preferidos-de-jesus-13513.html

Ninguna parte de este video puede ser editado o transmitida, a menos que se llegue a un acuerdo con el Christian Media Center y siempre que todas las partes estén de acuerdo.
“Jesús se marchó de la región de Judea a un lugar cercano al desierto, a un pueblo llamado Efraín. Allí se quedó con sus discípulos.” (Jn 11,54)

La ciudad citada en el Evangelio se llama actualmente Taybeh. Se encuentra a 30 kilómetros de Jerusalén, y cuenta con unos 1.500 habitantes. Es la única ciudad palestina completamente cristiana.

Es aquí donde la caridad cristiana se hace tangible, gracias a gestos concretos. Verdaderos “ángeles custodios”, de hecho, se ponen a disposición de personas marginadas de la sociedad.

La residencia de ancianos Beit Afram acoge a 25 ancianos entre 75 y 97 años. Propiedad del Patriarcado Latino de Jerusalén, es atendida por la comunidad misionera brasileña de los Hijos de María.

CÉSAR RIBEIRO
Fisioterapeuta Comunidad Hijos de María
“Es nuestro carisma como “Hijos de María”, llevar consuelo a los sufrimientos humanos, acoger todo tipo de sufrimiento humano y yo como misionero y como fisioterapeuta, tengo la gran gracia de dar alivio a los que me necesitan.”

En el día a día duchan a los ancianos, les dan de comer, promueven actividades recreativas… Todo con una diferencia importante: El amor con el que los atienden, y la experiencia con Dios, que viven y transmiten.

MÁRCIA MATOS
Comunidad “Hijos de María”
“Amar a estos ancianos forma parte de nuestro carisma. Nuestra fundadora Erica sostiene cómo en toda circunstancia en la que amamos y hablamos de Jesús a quien no lo conoce, realizamos nuestra misión. Por ello, asumimos esta “vocación” con mucho amor y mucha alegría”.

Helena, de 84 años, nos explica un poco cómo viven aquí.

HELENA JABER
Usuaria residencia
“Gracias a Dios tenemos este lugar. Aquí nos ofrecen buenos cuidados y nos respetan. Nos ayudan en todo, son amables y se ocupan de nuestra higiene. No podemos volver a casa porque no podemos valernos por nosotros mismos.”

El respeto y la bondad de los brasileños son las características que más les atraen…

HELENA JABER
Usuaria residencia
“Pedimos a Dios que les bendigan y a sus familias.”

Un trabajo importante, gracias también a la presencia de voluntarios.

PADRE WILLIAM MARIA MERCHA
Diócesis Nimes – Francia
Es un tiempo de servicio, de fraternidad con los ancianos de Tierra Santa, en este lugar que forma parte de nuestras raíces. Como cristianos hemos venido aquí para pasar tiempo con ellos, para ayudar a la comunidad brasileña y también para estar con los “cristianos de Tierra Santa”.

El árabe no es realmente una barrera. Sonrisas y gestos sinceros, de hecho, explica más que mil palabras.

CÉSAR RIBEIRO
Fisioterapeuta Comunidad Hijos de María
“Es ver en ellos a Jesús que sufre y que quiere ser curado. Quieren ser curados, quieren encontrar el amor que no han recibido de sus familiares. Por el simple hecho de ser ancianos piensan que son poco importantes. ¡Pero no! Estamos aquí para ayudarles y para hacerles ver que también ellos nos dan confort, alivio y alegría.”